domingo, 11 de mayo de 2008

LA HISTORIA DEL AVION (UNICA VEZ QUE ME HA DADO VERGUENZA SER DOMINICANO PARTE II

Se aglomeraron en la fila tratando de entrar, parecía que creían que el avión los iba a dejar!

Por su tamaño la aeronave no estaba pegada al Terminal, se encontraba dispuesta a unos metros de ella, por esta causa, al pasar por el chequeo de la aerolínea, entramos a un vehículo, una especie de grúa hidráulica, que sube, se acopla, permite que los pasajeros entren, luego de lo cual baja y te transporta hasta el avión, donde repite la operación.

Por ser invierno, la temperatura estaba a 3 grados Celsius, hacia un friiiio del diablo!!!, la grúa tenía los cristales sellados, esto para mantener el calor dentro.
Estaba repleta!!!, frente a mi sentados la pareja de Franceses que mencioné y a mi lado el hombre con su banderita en la oreja (todo un cuadro sub-realista).
Este último al cerrarse las puertas, de su bolsillo sacó un paquete de cigarrillos, yo y mis compañeros de en frente, lo miramos escépticos, pues no podíamos creer lo que se estaba disponiendo a hacer.

Encendió su cigarrillo y comenzó a fumar!!!, la frase “ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI” retumbaba en mi cabeza!!!

En su segunda bocanada, desesperado por el hacinamiento y el humo, le reclamé diciéndole que estábamos en un ambiente herméticamente cerrado, creo que su léxico no contenía la palabra “herméticamente”, pues hizo caso omiso a lo que le dije.

Fue cuando casi gritándole le increpé afirmando: “PAPA!!! AQUÍ NO SE FUMA, ESTAMOS ENCERRADOS Y NO HAY AIRE FRESCO”, acto seguido me miró mal y apagó de mala gana su cigarrillo.

Para ese momento creía que nada me sorprendía, que equivocado estaba!!!

Entramos al avión, saludé con una mueca a la aeromoza que me recibió, tomé mi boarding pass y busqué mi asiento, el cual estaba casi al lado de la cocinita, puse mi bulto de mano en el compartimiento y lo ocupé inmediatamente.

En el lugar que estaba dispuesto frente a mi, se sentó un muchacho de color oscuro, me sorprendió que estaba impecablemente vestido, tenía un abrigo largo color crema como de gamuza, una camisa amarilla, pantalones cakis y zapatos café (GQ COMO DIRIAN POR AHÍ).

Era uno de esos muchachos de barrio que se van chiquiticos a Europa con su madre, la cual se mata trabajando limpiando casas y haciendo casi cualquier cosa, con tal de darle una vida mejor a sus hijos.

El tenía no más de 20 y regresaba al país por primera vez en 15 años (YA SABEN A ROMPER OJOS Y ECHAR VAINAS).

De repente, escucho unos pasos que vienen por el pasillo que se dirigen a toda velocidad desde hacia mi, era el tipo de la banderita, quien justamente cuando rebasó mi posición se detuvo abruptamente, se balanceó sobre el muchacho GQ y llamó a JUAN!!! Vomitando sobre él todo el chivas, el desayuno y la cena del día anterior.

Sucedido esto, ya con más calma, siguió caminando sin disculparse y entro al baño.

El pasillo justo frente a mi, quedó repleto de esa sustancia con olor a yogurt y alcohol. Imagínense, 9 horas de vuelo con ese aroma como compañero!!!

El pobre tipo sin mas remedio trató de limpiarse lo mejor que pudo, saco de su bulto de mano un t-shirt y se cambió la camisa.

Unos minutos más tarde, una muchacha un poco gruesa, atacada por el hambre que da una espera de 5 horas, salió desesperada desde la parte trasera e ingresó en la cocinita, una vez allí, abrió varias gavetas hasta que encontró comida.

La aeromoza que para ese momento ya estaba incomoda, por el desorden y los vómitos, al darse cuenta le reclamó, a lo cual la muchacha le respondió diciendo “tu quiere que le ponga una BOMBA a esta vaina” LA PALABRA BOMBA dentro de un avión después del 9/11, ufff!!!

La aeromoza, tomó un radio comunicador y tres minutos mas tarde estaban sacando a la muchacha cual terrorista fundamentalista.

Los compañeros de especie de ella se amotinaron, agarrando al seguridad que se le llevaba.

El piloto y el auxiliar de vuelo se vieron forzados a salir de la cabina para poner el orden, luego de una larga discusión, los ánimos volvieron a su nivel normal, a la tipa la dejaron en el avión y el seguridad se marchó.

Para ese momento el infierno de Dante era una M para lo que me estaba pasando.

Entre este incidente y el proceso de organización de los ocupantes del avión, pasaron no menos de 4 horas, todo esto en la rampa de la pista listos para despegar.

Finalmente, sucedió lo imposible, despegamos, apagaron las luces y me dispuse a tomar mi primer sueño en mas de 30 horas, que iluso yo!

Sorpresivamente, los niveles de popularidad del muchacho al que vomitaron, se incrementaron al extremo de que 6 o 7 individuos, incluido el de la banderita, se amontonaron en el pasillo junto a él, hablando en voz alta, impidiéndome mi tan necesitado sueño.

Una vez más me dije “ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI” tras lo cual me queje diciéndoles que el avión era muy, pero muy grande, que se llevaran al muchacho para atrás y que continuaran su chercha lejos.

El de la banderita muerto de un jumo peor que el mío de la noche anterior, me miró mal de nuevo, tras lo cual se marcharon con el muchacho.

Pensé ingenuamente que AL FIN iba a poder dormir.
Pero no!!!Una vez en la parte trasera del avión, sacaron un radio y cual si se tratara de una gira a Boca Chica en una voladora (autobús interurbano), pusieron una bachata a todo lo que da!!!

Me trajeron todo el camino con esa tortura, nunca pensé que me daría vergüenza ser Dominicano, pero si, estaba sucediendo en ese instante y con mucha razón!!!

Llegamos a Santo Domingo, salí huyendo del avión, hice migración antes que nadie, llegué a la aduana, saqué de mi bolsillo un billete de 5 dólares y se lo pasé a un policía, a cambio de lo cual le rogué que no se me despegara hasta que me montara en un vehículo, temía por mi seguridad!!! (no me parecía justo que me golpearan dos (2) veces en el mismo viaje, ver blog anterior).

Saqué mis maletas y me largué!!!

Lo que aquí cuento me sucedió al pié de la letra, no hay en el relato ni una gota de ficción, es una pena de que sea una radiografía exacta de la imagen que tenemos fuera.

Nunca más me he quejado cuando algún extranjero me dice que los dominicanos somos mal educados!

FIN!!!

14 comentarios:

Arline dijo...

Mi querido Guido!

La verdad que las cosas que te pasan no tienen madre!!

Sigue!! que seré tu fiel lectora!

Besos!

Anónimo dijo...

Diantre Guido!
tenemos que sentarnos a intercambiar historias de vuelos en navidad de los Dominican-york.
que lo que te paso a ti, pasa ufffffff, casi siempre en esos vuelos.

Jackie

Sara - dende_galiza dijo...

Hoy me he dedicado a leer tu blog después de muchos días viendolo el aviso... y realmente... me has recordado mis Navidades Dominicanas y el día que nos contaste esta historía, creo que fue en Boca Marina, joo como me gustaría repetir.
Realmente solo puedo decirte que sois un mundo aparte, que vustro ritmo es particular... y que por culpa de las audiencias no hemos podido tener una juerga por Barcelona junto con Rakel y Tito.
Un Beso y espero volver a verte algún día
Sara
PD: Joaquín te saluda, jiji:)

F. O. Bodden dijo...

Guido! Ja, Ja, Ja!!
A mi y a una de mis hermanas nos "apearon" de un avión de Dominicana de Aviación en la época de Balaguer. Contábamos con 11 y 12 años de edad en ese entonces. Veníamo de unas vacaciones an San Juan, P.R. Ja, Ja, Ja!! Tu sabes por qué? Venía un grupete de Reformistas para Santo Domingo a celebrar un concurso de belleza. Diaaablo!, cuanto "poliete", saco'e cuadros, plumas, sombrerito' con plumita', lentejuela'. Cuanto de'clase'. Je, Je, Je!!

Laura Celeste dijo...

" No! esto no me puede estar pasando a mi" jajaja...si me dieran un peso (bueno mejor un euro) por cada vez q te he escuchado decir esa frase jajaja. Me ha encatado tu blog, fenomenal!!! Congrats my dear. Un besito.

R Cid dijo...

Muy buenas historias amigo!! Siga pa'lante, le deseo éxitos.

Anónimo dijo...

Lo tuyo no tiene madre. Yo pensé comentarte algo, pero no vale la pena, esto está de madre, y que bueno que no fue amí que me pasó.
Abrazos Guido, y que no se te repita.
www.diegososa.info

Gaviota dijo...

Mierda mano, me sorprendo, la verdad que yo eso no lo hubiese soportado, y esa tipa e loca disque decir que hay una bomba, yo me hubiese bajado de ahi mas rapido que inmediatamente, es que hubiese pensado que era una señal del de alla arriba

Anónimo dijo...

En el lugar que estaba dispuesto frente a mi, se sentó un muchacho de color oscuro, me sorprendió que estaba impecablemente vestido, tenía un abrigo largo color crema como de gamuza, una camisa amarilla, pantalones cakis y zapatos café (GQ COMO DIRIAN POR AHÍ).

Era uno de esos muchachos de barrio que se van chiquiticos a Europa con su madre, la cual se mata trabajando limpiando casas y haciendo casi cualquier cosa, con tal de darle una vida mejor a sus hijos.

El tenía no más de 20 y regresaba al país por primera vez en 15 años (YA SABEN A ROMPER OJOS Y ECHAR VAINAS). clasista y racista

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Al parecer uno no puede hacer una descripción de lo que uno percibe sin caer en el clasismo o el racismo..

1) El tipo no era blanco;
2) De la conversación que sustuvo frente a mi saqué la informacion de que tenia 15 años sin venir;
3) Estaba bien vestido;
4) Muchos de los que se van y vuelven, hasta alquilan prendas para echar vainas;

No veo el clasismo o el racismo!!!

Alguno de ustedes lo ve???

De todas formas gracias por tomarte tu tiempo para leerme, respeto tu opinión y aunque no estoy de acuerdo, a mi no me da pena!

La próxima vez trata al menos de dejarnos saber quien eres!

Gracias

Anónimo dijo...

guido va a ganar Obama que tu piensa de eso por fin

justicia

Anónimo dijo...

Jejeje... La verdad me estraña q no fue a ti a quien vomitaron.. estabas tan cerca.. y como te pasan mil cosas raras.. pero sii.. los dominicanos nos hacemos notar siempre, ya sea en el buen o mal sentido..

Muy cool tu historia.. me encanta como escribes..

Cecilia B.

Román Ernesto dijo...

Diablo Guido no habia una camara para plasmar la accion del momento???

Miguel González dijo...

Viejo!!! Escribe un libro!