viernes, 30 de abril de 2010

HOMBRE DE BIEN


Resulta curioso el hecho de que la valoración de la bondad o valía de un hombre venga determinada por criterios puramente subjetivos.

Esta aseveración a razón de algo bien curioso que me sucedió hace un tiempo.

Todo el que sigue este blog o me conoce, sabe que tengo un amigo que vive en Puerto Rico y que el hecho de que se encuentre en el extranjero ha permitido que ambos estemos vivos, pues es la persona con la que mas alcohol he tomado…

Mantengo el recuerdo fresco de una de sus visitas a razón de la celebración de la “semana” de despedida de soltero de su compadre E. un tipo muy similar a el en cuanto a sus gustos por las sustancias destiladas, las mujeres con perfume fuerte y la noche y por tanto un alter-ego mío.

Estos carajos llegaron, salieron del aeropuerto, les fueron entregadas sendas cervezas presidente y la fiesta comenzó…

Todo había sido debidamente planeado, desde los lugares a visitar, las actividades, las personas invitadas y las provisiones alcohólicas, no quedó ni un solo cabo suelto que evitara que E., ese amigo entrañable gozara de una despedida de soltero como debe ser.

Yo creo que las despedidas de soltero tienen su nacimiento en la vieja costumbre de otorgarles un último deseo a aquellos condenados a morir.

Si lo piensan bien es bastante altruista o noble tatuar con un buen recuerdo la mente de aquellos en cuyo monitor de vida próximamente aparecerá la frase “GAME OVER, INSERT COIN” una vez el padre, ministro u oficial del Estado Civil dicte su sentencia lapidaria declarándolos MARIDO Y MUJER.

Por ello fuimos a todos los bares de la ciudad, nos tomamos el mundo, no quedó gota de alcohol disponible y eso que solo era el primer día, las actividades de los subsiguientes no pueden ser publicadas…

Bueno…, eran las 2 de la mañana, ya ebrios, los tres decidimos ir a ese lugar de sano esparcimiento familiar, esa casa llena de moralidad donde solo trabajan las mas finas, educadas y recatadas niñas de la sociedad, EL DOLL HOUSE… (UN PUTICLUB).

Estacionamos el Pegote (MI CARRO) y luego de pasar un detector de metales y ser manoseados por un moreno gigante entramos.

El lugar llenaba las expectativas, frente a nosotros el tubo donde una niña de coro de iglesia hacia algunas piruetas con el atuendo propio de este tipo de actividad (NADA).

Nos sentamos, pedimos más tragos (COMO SI EL CUERPO AGUANTARA O NO ESTUVIERA YA SATURADO) y me puse a recrear la vista mientras mis amigos estaban ayudando financieramente (Tirando dinero, colocándose en la tarima, etc...) a estas pobres niñas de familia.

En este discurrir nos dieron las cuatro de la madrugada, por esta razón pedimos la cuenta, la cual llegó mas rápido que la eyaculación de un gallo, sacamos nuestras carteras, presentamos nuestras tarjetas de crédito, solo para recibir la gran noticia de que no podíamos pagar con ellas.

Como comprenderán ninguno de nosotros poseía efectivo, pues todo el que cargábamos cuando llegamos fue donado a esas pobres infelices que no tenían ni para comprar ropa, razón por la cual me encomendaron la misión de ir a un cajero automático para sacar dinero, mientras ellos se quedaban en compañía de Willie Macana y Amansa Guapo, dos (2) enormes muchachos de seguridad.

Así lo hice, tomé el Pegote (MI CARRO), activé el piloto automático y por instrumentos pues el jumo no me daba para mas llegué a un cajero que hay en un centro comercial en las cercanías.

Entré el vehículo en el estacionamiento, utilicé el cajero (LA MEMORIA HUMANA ES INCREIBLE, FUNCIONA HASTA EN SITUACIONES DE DESVENTAJA COMO UN JUMO EXTREMO, PUES RECORDE MI CLAVE) y cumplí con mi misión.

Me subí al Pegote de nuevo, puse la reversa, aceleré un poco y CATAPLAAAAAN choco con algo.

Al sentir el golpe subo mi cabeza y miro por el espejo retrovisor solo para darme cuenta de que en el horizonte que se desdibujaba a través del reflejo solo se veía un vehículo blanco, con unas centellas rojas sobre su techo en cuya puerta se leía POLICIA NACIONAL…

¡NOOOOOOOOOOOOO ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI!

3 segundos mas tarde ante mi se encontraba la figura de un corpulento cabo de la institución del orden que me exigía bajara el cristal.

Al hacerlo puedo jurar que olió el aroma que despedía mi vehículo, pues puso cara de pepinillo (CARA DE RECHIN, CARA DE AGRIO) cuando sostuvimos esta conversación:

YO: offficcciiial buena nochesss.
POLICIA: USTED ESTA PRESO, muy preso…
YO: PREEEEEEEESO?
POLICIA: SIIII PRESO POR ESTAR EBRIO Y CHOCAR LA PATRULLA;
YO: NO ES VERDAD QUE ESTOY BORRACHO… (EL LITRO DE CHIVAS POR MITAD QUE TENIA A MI LADO NO ME DEJABA MENTIR… SI SOLO ME HABIA TOMADO LA MITAD DE UN LITRO… ¡CARAMBA QUE CALUMNIA!)
POLICIA: USTED ESTA PRESO, SALGA DE AHÍ;
YO: YO NO TOY PRESO;
POLICIA: QUE SI QUE USTED ESTA PRESO;
YO: QUE NOOO, USTED VERA QUE NO…;
POLICIA: SALGA DE AHÍ… VENGA PA PONERLE LAS ESPOSAS;
YO: QUE NO ESTOY PRESO… LE DIGO;
POLICIA: SALGA LE ORDENO, USTED ESTA PRESO;
YO: TU VERA QUE YO NO ESTOY PRESO NA… LLAME AL JEFE DE LA PATRULLA!
POLICIA: SARGENTO… VENGA QUE ESTE BORRACHO NO QUIERE ENTENDER…

Ante mi se presentó el sargento, le di la mano para saludarlo y al retirarla le deje caer una papeleta de RD$1,000.00, fue cuando escuché la frase mas sensata de toda la noche, cuando este dijo:

“Cabo ¡Carajo! ¿Qué es lo que usted esta molestando a este ciudadano? NO VE QUE ES UN HOMBRE DE BIEN…”

Al parecer el Sargento si sabía distinguir a la gente y separarla de los criminales y borrachos...

Lo mejor fue que no solo me dejaron en libertad conduciendo mi vehículo bajo los efectos, sino que incluso me escoltaron hasta el Doll House… jajaja

No se si este tipo de cosas sucedan en otros lugares, lo que si está visto es que nuestra institución del orden sabe como cuidar a los ¡HOMBRES DE BIEN! ¡QUE VIVA LA POLICIA NACIONAL!!!

miércoles, 10 de febrero de 2010

EL T-RAPTOR, LA DOMESTICA Y LAS CONTRARIEDADES CULINARIAS DE MI INFANCIA

Uno nunca termina de conocer a la gente, hurgando en unas gavetas en mi casa materna encontré varios artículos sobre la vida y la biografía de Steven Spielberg, esto me sorprendió pues no había reparado en la admiración que ella le tenía a este director de películas de ciencia ficción.

Buscando más profundo me tropecé con algo que nunca pensé que encontraría, en mis manos reposaba el manual, la Biblia, la enciclopedia para la contratación de muchachas para el servicio doméstico, EL ALBUM CON TODAS LAS FOTOS Y DESCRIPCIONES DE LOS ANIMALES PREHISTORICOS DEL JURASSIC PARK.

Aparentemente Mr. Spielberg había diseñado un protocolo infalible para evitar que tres (3) seres en la pubertad (MIS HERMANOS Y YO) recurrieran al viejo hábito de perder la virginidad con la doméstica, el cual mi madre pensaba seguir al pié de la letra, claro era partidaria del viejo dicho que reza ¨Es mejor evitar que remediar¨.

A consecuencia de esto en la parte trasera de nuestra casa siempre habitaron seres como traídos de otros planeta, en eso de buscar domesticas (MUCHACHAS DEL SERVICIO, SIRIVIENTAS), mi madre se las traía.

Hubo de todo y créanme que no exagero, nada con apariencia medianamente humana, desde Mecho la nacional haitiana que tenía 24 dedos (6 en cada mano y cada pié), hasta Aleyda una Azuana ¨Evangelica¨ que se escapaba todas las noches a fornicar con Daniel el Sereno del Edificio.

YO: ¨Mamá Aleyda se va todas las noches y le da besitos a Daniel, yo la vi, te lo estoy diciendo¨;

MAMA: ¨Mira muchacho del diablo no digas esas cosas de esa señora tan seria, una mujer que solo sabe hablar de su biblia y de los Salmos ¡CARAMBA!¨

No quieran ustedes imaginar la cara de sorpresa que puso mi madre cuando Aleyda, esa señora tan ¨Seria¨ como ella decía, renunció porque estaba embarazada de Daniel quien by the way estaba casado… jajajja… SANTO PECADO.

La mejor de todas, el clásico por así decirlo, es Chede o Mercedes como fue bautizada, para mi que esta salió del centerfold del álbum, era algo así como una combinación entre el T-RAPTOR (sin su inteligencia) y Cuco Valoy porque era calva. La tipa era más fea y bruta que la palabra SOBACO.

La era de Chede fue sin dudas las mas oscura de todas, la tipa no sabía ni pasar un huevo por agua, a razón de esto la hora de la comida entre mis hermanos era referida como LA HORA DEL LODO.

Yo y mis hermanos siempre regresábamos del Colegio (La Salle) a pies, el sol nos calentaba las cabezas, el hambre hacía que nuestros estómagos se retorcieran y aun así los 5 kilómetros que debíamos transitar, lejos de sentirlos alejados se percibían como una minúscula grieta entre nuestras anatomías y la guillotina, pues sabíamos que al llegar a casa nos expondríamos a las destrezas culinarias de Chede.

Su repertorio estaba compuesto desde un arroz con maní y un pollo seco y quemado, hasta un sancocho (SOPA CON MUCHAS CARNES) sólido que había que comer con cuchillo y tenedor.

Una vez mamá compró unos camarones para hacer un asopao (ALGO ASI COMO EL RISOTO EN ITALIA) en el fin de semana, nosotros esperábamos con ansias los sábados y domingos porque sabíamos que esos días recibiríamos alimentos para consumo humano ¡Claro si mamá era quien cocinaba!.

El día designado mamá se levantó temprano y se puso manos a la obra, Chede a su lado picando verduras, mientras ella disponía todo lo relativo a los platos que degustaríamos.

Estando en eso se dirigió al congelador, lo abrió, husmeó por todas partes y preguntó:

¿Chede donde están los camarones que tenía guardados?

A lo que ella ágilmente respondió: Doña ¿Camarones? Yo no se lo que es eso… No será algo a lo que le cayó cucarachas dentro del freezer que yo voté la semana pasada?

La genio pensó al ver las patas y antenas de los camarones que se trataba de cucarachas, que animal…

Fue la última vez que la vimos, gracias a ese error mamá decidió prescindir de sus servicios y por unas semanas comimos comida de verdad.

Como al felicidad en casa del pobre no dura, tras un corto periodo de festín estomacal, mi madre decidió nuevamente recurrir a su ALBUM/MANUAL y contratar a un espécimen más.

De haber sabido de donde provenían los especímenes, seguro me hubiera pasado la infancia esperando el meteorito que se estrelló en el planeta Tierra y fomentó la extinsión de los dinosaurios, ahora entiendo porque cuando vi en el cine la película JURASSIC PARK no me pareció tan asombrosa…. Jajajjaa

LO PEOR ES QUE ESTA HISTORIA SE REPITE Y SE REPITE EN TODOS LOS HOGARES DE CLASE MEDIA Y ALTA…

¿Y TU TENIAS UN T-RAPTOR EN TU CASA? ¡CUENTAME TU HISTORIA!

lunes, 11 de enero de 2010

CONTRABANDO EN EL AEROPUERTO Y LAS PENURIAS DEL GORDITO

Siempre he viajado ligero de equipaje, no es que salga mucho del país, pero las veces que me ha tocado he salido poco cargado, detesto esperar de más en la correa de las maletas y más aun el stress de que se te pierdan, por esta razón solo llevo equipaje de mano.

Recuerdo la Semana Santa del 2005, con mi amiga Carol quien vive en Florida había planeado un viaje a Disney, tenía varios años sin saludar a mi amigo Mickey Mouse y ya me estaba haciendo falta.

Como siempre empaqué mis cosas en una maletita de mano con rueditas, sus dimensiones exactas para que me la dejaran entrar al avión, tomé mi pasaporte, el ticket, el dinerito para gastar, llamé a mi madre para despedirme y en un taxi llegué al aeropuerto.

Ya en la fila de American Airlines cuando estaba a punto de chequearme, un amigo de larga data me saluda, nos damos cuenta de que nos vamos en el mismo vuelo e intercambiamos teléfonos para juntarnos cuando lleguemos.

Estando en eso mi pide un "favorcito", el loco venía sobrecargado de equipaje y queria que chequeara como propia una de sus maletas.

No lo pensé dos veces y le dije que si, total era mi pana, lo conocía desde miles de años atrás y sabía que era incapaz de meterme en un lío, ademas necesitaba mi ayuda so-pena de tener que pagar un dinerito a la línea área por exceso de peso.

Me entregó una maleta y la chequee a mi nombre, abordamos el avión y nos sentamos juntos, cuanta risa, cuanto joder en esas 2 horas y media que duró el vuelo.

Llegamos al aeropuerto de Miami, pasamos migración, un Gringo enorme con pistola en el cinto y computadora con mi gran foto haciendo las preguntas de rigor ¿Reason of your visit? ¿How much time you plan to stay in the US soil? etc..

Un paréntesis ¿Por causalidad alguien sabe la razón por la cual los agentes de migración en los aeropuertos americanos te reciben con una pistolota en la cintura? Mi hija el otro día me hizo esa pregunta y no supe que responder.

Luego de dejar las huellas digitales, el olor de un peo empacado en una botella, la marca de un golondrino de mi sobaco en una foto, los nombres, direcciones y teléfonos de todos mis compadres que viven en USA y jurarle por mi madre santisima al gringo que no me iba a quedar, me dejaron pasar (PERO QUE DIFICIL SE HACE ENTRAR A ESTADOS UNIDOS).

Con mi pana me puse junto a la correa donde debían salir las maletas y una a una fueron apareciendo.

Las tomamos y enrumbamos a la máquina de rayos X para ver el contenido, miles de letreros por todas partes, que si traer animales exóticos estaba prohibido, que la multa era de US$500.00, que si la Gripe Aviar, que si la Fiebre Porcina, que si la Fiebre Abstoza, ya ustedes saben, aquello parecía un mural de una clase de Veterinaria, jejejje.

Nos colocamos en una fila, mi amigo pasó primero, revisaron su equipaje tras lo cual siguio rumbo a la puerta de salida, llegó mi turno, pasaron mi bulto y la maleta propiedad de mi amigo, no hubo novedad.

Cuando me disponía a salir, UN PERRO ENORME DE ESOS ENTRENADOS PARA OLER Y LADRAR, le cogio conmigo, "jau, jau, jau, jau" sonaba como Dino (El de los Picapiedras cuando Pedro llega a la casa), yo me puse blanco, literalmente me cagué del susto, el policía que traía al perro me detuvo y todo el mundo se puso a mirarme.

Me quitaron la maleta, la subieron a una mesa y frente a todos los pasajeros que habían allí la abrieron, YO ESPERABA LO PEOR, DROGA, EXPLOSIVOS, UN CHINO ILEGAL, LO PEOR, me vi tras las rejas, me vi llamando a mi mamá, me vi con un uniforme de rayas y un número en el pecho, me ví en la Cárcel de Guantánamo preso con un primo de Bin Laden, todo por ser buena gente y ayudar a mi pana ¡NOOOOOOOOOOO ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI!.

Todo parecía una conspiración, mi pana sabía, el sabía, me la había hecho, estaba jodido, comenzaron a sacar cosas de la maleta, ropa de mujer (no se pa que carajos), una botella con un remedio de rábano con miel (COMO SI EN USA NO HUBIERA RABANOS Y MIEL) y finalmente ¡UN SALAMI DE MALLITA INDUVECA DE LOS GRANDES!

Todos en el terminal se echó a reír, yo mientras tanto podrido de vergüenza.

El salami fue incautado, por suerte dado que no tenía antecedentes previos, el policía y un inspector de aduanas me cogieron pena y me dejaron ir sin imponerme la súper multa que me tocaba por ser traficante de SALAMIS.

Cuando logré salir del aeropuerto mi pana que estaba de lo más quitado de bulla me pregunta ¿Te pasó algo? ¿Por qué duraste tanto? YO NO LE DIJE NADA, LE ENTREGUE SU MALETA Y ME FUI…

Desde ese día no llevo nada de nadie, no subo a una areonave nada de nadie y hasta mi equipaje lo reviso 3 veces.