sábado, 10 de mayo de 2008

LA HISTORIA DEL AVION (UNICA VEZ QUE ME DIO VERGUENZA SER DOMINICANO)

PRIMERA PARTE I

Hola!, como todos los sábados me encuentro sentado en una mesa del Car Wash, dándole cariño a quien día a día me transporta, mi peugeot (el pegote), aprovecho este momento de ocio y la conexión inalámbrica del establecimiento, para compartir con ustedes mi historia del día de hoy, la cual por su extensión he tenido que dividirla en dos (2) partes.

Siempre he sido un dominicano muy identificado con su nacionalidad, a donde quiera que voy, lo hago con mi súper gorra azul con la “L” de los GLORIOSOS tigres del Licey, esto para facilitarle a cualquier compatriota, que me reconozca y se me acerque (muchos peleamos mejor) jejeje.

Nunca me ha importado que fuera del país me identifiquen como DOMINICANO, hijo de Banilejo y nacido en Santiago.

Esta constante o regla, tiene una sola y única excepción, les explico:

Mismas navidades del 2003 (ver blogs anteriores), último día en Barcelona. Para aprovechar me fui de bonche y rompí la calle, llegué al hotel a las 2 de la mañana un poco destruido por los efectos del alcohol.

De manera imprudente me lo había bebido to!!!, ya que al día siguiente tenía que tomar un avión con destino París, donde abordaría unas horas después otro con rumbo a (SDQ) República Dominicana.

Nunca me acosté.

Tarde en la madrugada, en el estado en que me encontraba, me puse a empacar, hice el check out del hotel, tomé un taxi y llegue al aeropuerto.

Milagrosamente pude cumplir a cabalidad con todas las actividades antes mencionadas y estar en mi destino a la hora indicada.

El vuelo de BCN a París estuvo puntual, salimos a las 9 de la mañana como estaba previsto, duramos aproximadamente 45 minutos, ya que la distancia entre uno y otro punto no es tan larga.

Ya en París, en el Aeropuerto Charles de Gaulle, me subí en un autobús que me llevó hasta el gate 11, donde se encontraba el aparato que me traería de regreso a Quisqueya la Bella.

Extrañamente tenía deseos de abandonar el viejo mundo (debe ser que soy masoquista), y regresar a mi media isla, para pasar el resto de las fiestas con mis hijas, amigos y familiares, me sentí feliz!!!

Estando en la Terminal pude divisar mi avión, era un 757 de esos enormes de dos niveles a los que le llaman JUMBO, caben mal contadas al menos 500 personas.

Me sorprendió que en el gate no éramos más de 10 y solo faltaba 1 hora para que mi vuelo, que estaba marcado como on-time en el monitor de información, despegara.

Conociendo la formalidad de los europeos me dije a mi mismo, “Coño van a perder un montón de dinero si este vuelo sale así”.

Faltando 15 minutos para abordar, saltó a mis ojos la información que en color rojo se presentaba en el monitor, habían retrasado el vuelo por dos (2) horas!!! No me sorprendí, pues estadísticamente el 20% sale con algún tipo de dilación.

Minutos después llegaron a mi Terminal algunos nuevos pasajeros, eran como 20, creo que venían de Holanda. Eran parte de esa diáspora de compatriotas que por razones económicas sen ven obligados a emigrar.

No era el medio día aún, mas bien media mañana, cuando la parte masculina de este grupo, al menos 6, se dirigieron a la Zona Franca y regresaron con un botellón de Chivas Regal, el envase tenía un tamaño nunca antes visto por mi, ERA ENORME (al menos 5 litros)!.


Hicieron una ronda y como buenos hermanitos comenzaron a compartir, a pico de botella y a capela se pegaron del dispensador, el Terminal inmediatamente se invadió del olor característico a roble que tiene esta bebida, esto aceleró el proceso de resaca que tenía en camino y me invadió un dolor de cabeza insufrible, de esos que solo con una bala se te quitan.

Como sabrán, por desgracia y disculpen si sueno clasista, el material humano que emigra desde aquí, no siempre es el mejor!!

Uno de los tipos tenía en su oreja derecha un arete conformado por la bandera dominicana, eran cuatro (4) bombillitos intermitentes rojos y azules, al ver esto abrí los ojos como dos (2) medios pesos (monedas de cincuenta centavos mas grandes que lo normal), el resto tenía unas barbitas raras, pantalones anchos, peladas calientes, cadenas y abrigos con colores extraños.

Un poco después, debido creo que a la sed matutina, se incorporaron a la ronda las mujeres. Todos hablaban en tono elevado, diciendo cualquier tipo de cosas.

Yo los ignoraba, al menos eso trataba, me sumergí en la lectura del libro que recién sacaba de mi carry-on.

Al cabo unos minutos desistí, pues el desorden que tenían no me permitía concentrar.

Ante este dilema me dispuse a escuchar sus conversaciones, (a comer boca como se dice en buen dominicano), algo gracioso estaban diciendo pense, pues todos reían a carcajadas. A mi nada de lo que dijeron me hizo gracia.

Antes de que se vencieran las dos (2) horas que le habían puesto a nuestro vuelo, en el monitor apareció otro delay por dos (2) horas mas.

Sufriendo mi dolor de cabeza (a causa de la resaca), me molesté un poco y comencé a comprender lo que estaba sucediendo.

La línea aérea estaba conspirando contra mi y los demás pasajeros, haciendo uso de su famoso tratado de Varsovia (Warsaw), el vuelo había sido retrasado para permitir que pasajeros provenientes de otros destinos lo abordaran, estaban llenando la guagua!, nada podíamos hacer!!!.


Mi teoría se confirmó rápidamente, cuando llegó un vuelo desde Italia, con su cargamento de Dominicanos.

Estos no tenían mejor facha que los anteriores, el desorden se incrementó de manera exponencial, los ruidos, la bachata y el ron tomaron control del Terminal, ya para ese momento, me había quitado mi gorra del LICEY.

Atrás de mí se sentó una señora, que me preguntó:

A que hora es que nos vamo???

Le respondí que el vuelo llevaba ya dos (2) retrasos y que no sabía a que hora finalmente partiríamos.

La doña se puso guapa y gritando, no se por que razón, pues yo me encontraba bien cerca, dijo: “ESTO MARDITO FRANCESE QUE E LO QUE SE CREEN, NO SABEN QUE ME TENGO QUE TIRAR DIE (10) HOLANDESE JEDIONDO PA PODE PAGA ESTE PASAJE” (esto con coño incluido).

De manera extraña, solo una pareja de Franceses se volteó a mirar lo que estaba sucediendo, para los demás aparentemente esto era algo normal, a mi se me cayó la cara, utilicé en silencio una expresión a la que siempre recurro “No!!! Esto no me puede estar pasando a mi!!!”

El vuelo lo retrasaron 1 hora más, cuando ya todos los cupos estaban completos, nos indicaron que podíamos entrar.

Para ese momento ya tenía en mis costillas 9 horas de aeropuerto, esto bajo una resaca on-line, pues había pasado de borracho a resacado, sin una dormidita en el medio.

La ronda se desarticuló. Noté que sus miembros abandonaron en el suelo, no uno (1), no!, dos (2) botellones de Chivas, ambos vacíos.
CONTINUARA...

8 comentarios:

viviana dijo...

Es penoso que seamos conocidos de tal forma y peor aun que pasa con mas frecuencia de la que imaginamos.

Ahora Guido, deja el bulto que todos los que te conocemos sabemos que tu no sales de un colmadon escuchando tu bachatita (Jejejejejeje)

Viviana Dujarric P

Anónimo dijo...

Me gusta mucho la forma en que plasmas tus anecdotas. Creo que casi todos hemos tenido experiencias similares, pero no nos atrevemos a plasmarlas y compartirlas. Por eso Contrariedades me gusta tanto.

Ags dijo...

La verdad que tus anectodas me acuerdan cuando he viajado de afuera para aca, y siempre paso verguenza ajena en el ultimo tramo a llegar aqui. El desorden, insistiendo querer estar parado, camimando, bebiendo alcohol no del avion, con los cien bulton que no caben en el "Overhead compartment", pero insisten que si. Trato de pasar desapercibida y definitivamente NO dominicana, entre este tumulto de gente. La gente se queja que las Alzafatas de AA nos tratan malisimo, pero en realidad, es la unica forma de la ke la gente de aqui entienden. yo he viajado en otros viajes domesticos, e internacional de AA y la diferencia del servicio es del cielo a la tierra. estoy de acuerdo contigo, guids....da verguenza la actitudes.

Anónimo dijo...

Hola Guido:
La verdad es que somos especiales y muchos pasamos por esa. A mi me pasó hace un año de Frankfurt a Santo Domingo. Una señora a la cual me le escondí todo el camino, no hablaba español para que no me pusiera conversación, hasta que me tocó salir a defender la raza ya que una señora que venía a mi lado iba a pensar que todos somos así, pero en realidad en el pedazo veníamos cinco dominicanos pero la pleve era la de la nota discordante. En realidad no debemos dejar a las exepciones convertirse en la regla, Arriba nosotros!!!!
www.diegososa.info
Y gracias Guido por compartir este cuento, cuando lea la segunda parte te contaré lo que hacen los alemanes, que no son mejores, je je.

megarubia dijo...

Heyyyyyyyyy mi amigo guido.....pase por tu blg me detuve a leer par de cositas para divertirme y tambien para dejarte un gran saludoooooooo, espero estes bien, cuidate desde aki LA MEGARUBIA!

Gaviota dijo...

E fuerte mi hermano, pero no me gusto tenias que permanecer siempre con la gorra de nuestro LICEY,ya yo me imagino a la doña, ejej gorda, y queriendo priva :;

Juan Ferreira dijo...

Como son las cosas, cuando te fuiste de " rumba" en Bacelona, era un joven alegre y disfrutando la vida, cuando lo hace otro son mala costumbre. Tu no te imagina la felicidad de un dominicano ( verdadero, no europerizado) siente al volver a su tierra junto al amor de su gente. No me gusto la forma depetiva que nos trata, revisate, pues existen en nuestro pais cosas peores que incluye a una pleyada de delincuente españoles que han saqueado y obligado a emigrar a nuestra gente

Román Ernesto dijo...

Ey Guido he pasado eso varias veces cuando voy para alla en mi conexion en el CDG,nos damos cuenta desde lejos y somos los mas pintorescos y bullosos, aunque aqui en Noruega cuando el grado alcohol sube son igualitos, jajajajajaj P.D. es 747 no 757 ;-) y proximamente 777