martes, 15 de marzo de 2011

MI PRIMER SALARIO Y EL ROMO ULTERIOR

Recuerdo vagamente mi primer contacto con la vida productiva, era el año 1994, yo tenía 20 años y vivía en casa del Ingeniero, el padre Banilejo que el destino puso en mi camino, de quien cada semana recibía la cuantiosa suma de RD$300.00 con los cuales echaba gasolina al carro, sacaba copias en la universidad y resolvía todas mis necesidades.

Un día no se por que carajos amanecí con la ambición revolteada, de repente los RD$300.00 que mi viejo me daba no eran suficientes, recuerdo que para la época mi afición por el romo y la calle, competían de hombro a hombro con las otras actividades de mi vida cotidiana.

Como un trago de romo costaba cerca de RD$20.00, la entrada de Neon, la disco de moda RD$30.00 y siempre había que dejarle RD10.00 o RD$20.00 a de la Paz el moreno que hacía las veces de seguridad y portero de dicho establecimiento, ya mis RD$300.00 no cubrían mis necesidades, máxime cuando el Mazda 929 que me servía de transporte debió ser incautado por Green Peace ya que cada vez lo encendía en Arabia Saudita un Sultán Árabe petrolero tenía un orgasmo.

Así me puse frente al computador y cuidando rigurosamente mi ortografía elaboré mi primer curriculum vitae (hoja de vida) de la cual imprimí en 30 copias y repartí por todos los despachos de abogados de la ciudad.

Agotado de dar bandazos y repartir mi resume por todas partes, al medio día llegué a la casa, ya todos estaban sentados en la mesa, el Ingeniero (mi padre) al escuchar la puerta y verme despierto, cambiado y activo a tan temprana hora del día, se sorprendió, pues no era común que yo me despertara y bajara a comer antes de que el segundo plato fuera servido, este al verme me preguntó:

¿Oh y que pájaro te picó?

A lo que yo respondí muy orgulloso, “Ninguno, estaba repartiendo curriculums por la ciudad a ver si consigo un trabajo”

Por vez primera y ahora que lo pienso la única, vi el rostro del Ingeniero iluminado por un dejo de orgullo, parece que creyó que moi (yo) estaba madurando y ese proceso me había despertado la necesidad de dejar de ser un vago improductivo para convertirme en un hombre de bien, el pobre, no sabía que el motor que impulsaba ese deseo por trabajar era la necesidad de andar a la par con mis panas en eso de comprar romo y fiestar, jajajajajaja.

Sentado en la mesa me hizo enumerar los lugares donde había depositado, entre los cuales se encontraba la firma de abogados que prestaba servicios de asesoría al banco donde el Ingeniero trabajaba como vice-presidente.

Mi suerte estaba echada, este movería todos los hilos para aprovechar mi insipiente necesidad laboral y no dejar pasar este milagro que me hacía salir de mi cama antes del medio día.

Esa semana fue muy agitada, muchas llamadas telefónicas recibidas, entrevistas de trabajo y una oferta, casualmente era del bufete que trabajaba para el banco.

Era insolito, no entendía la razón por la cual los periódicos se quejaban tanto de la falta de empleo en este país, pues en mi caso no habían pasado 15 días desde mi esfuerzo inicial hasta la contratación, al parecer el Dr. Satanás (Balaguer) no era tan ineficiente en aquello de crear nuevas fuentes de empleo, ignoraba yo que el viejo había movido sus influencias.

Mi primer día en la firma me entrevisté con la de recursos humanos, me informaron de mis funciones y mi salario, ganaría RD$1,750.00 mensuales, los cuales sumados a los RD$1,200.00 que me daban en casa hacía casi RD$3,000.00, ya me podía ir declarando millonario, la calle sería mía, podría brindar tragos y elevar mi nivel de vida.

Ese mes me rompí el lomo, no me lo van a creer, pero eso de ser mensajero con corbata e instrucción (paralegal) en un despacho de abogados de gente rica, no es tarea fácil, llegaba a las 8 y ya a las 8:30 me encontraba de camino con un maletín lleno de documentos y diligencias por realizar, lo peor era que las mismas debían ser llevadas a cabo en tribunales y oficinas públicas de los tiempos de Joaquín “Satanás” Balaguer, un presidente ciego, macabro, asesino e hijo de la gran puta y perdonen mi francés, que aparentemente gozaba con el hecho de que todo el sistema administrativo fuera un caos.

Los empleados públicos de entonces eran como máquinas traga monedas, no es que la cosa haya cesado del todo en está época, pero ya es mas moderado, si no sacabas una papeleta de RD$5.00 no obtenías nada de ellos, por lo que dicho mes invertí mas o menos RD$700.00 propios de los que recibía como semanal en avanzar mis obligaciones laborales.

Ese mes pasé mas trabajo que un forro de catre viejo en motel de tercera, trabajé mas de 8 horas diarias, sudé, lloré, gasté gasolina e invertí dinero propio esperando la tan sonada remuneración, la cual en mi mente de Power Ranger me llevaría a una vida de opulencia donde nunca faltaría un centavo para comprar romo.

Al fin llegó el día 30, recibí mi cheque ¡Era feliz! El esfuerzo estaba pagando sus resultados y mi vida de hombre rico se estaba iniciando.

Por casualidad era viernes por lo que llegar a casa representaba la recepción de otra partida económica por parte de mi padre, apresuré mis diligencias y lo más rápido posible enfilé a mi hogar.

Ya en casa, sentado en la mesa presencié uno de los hechos mas desagradables que he visto, uno que marcó mi vida para siempre, vi como mi padre sacaba de su cartera 3 billetes de 100 y se los pasaba a mi hermano menor, quien con una sonrisa robada recibió por vez primera su semanal, al tiempo de que mi viejo se volteaba y me informaba que para mi nada, que el no mantenía hombres que trabajaban… ¡NOOOOOOOOOOOOOOOO ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MIIIII!

No se si por la mala fe, el deseo de romo o la mala utilización de los fondos que planeaba dar, el destino se había encargado de hacerme trabajar 8 horas días y disminuir a pesar de ello mis ingresos… Pero es cierto, mi primer mes de trabajo me jodí como un esclavo y devengué RD$150.00 menos que cuando no hacía nada…

Aprendí mi primera lección de repesto al dinero gracias al Ingeniero y su forma poco ortodoxa de hacer las cosas y la vida opulencia, romo, fiesta y mujeres gordas con panties de bolitas tuvo que esperar.

8 comentarios:

Capablanca Seaman dijo...

yo me acuerdo de ese mazda. aunque lo vi en su epoca de opulencia, no cuando lo acabaste :P

Anthony Areche Pappaterra dijo...

jajajaja, deberías de escribir todos los lunes , a ver si uno llega con mas entusiasmo al trabajo y le cambia el rostro a uno cuando llega a la oficina y se encuentra con un sin numero de problemas....jajajajaja buenísimo,

Anónimo dijo...

Porque tardas tanto en escribir??

El Dr. Black dijo...

Mi hermano, usted siempre sorprendiendonos con sus anecdotas, espero que no se tarde tanto en escribir ajaj un abrazo desde monterrey nuevo leon mexico.

Anónimo dijo...

Por fin!!!

Mire que lo he esperado mucho tiempo hasta que se anime a escribir de nuevo, porque es muy entretenido para leer.

Espero que esté bien,

Angela

Gi dijo...

Bienvenido, disfruto mucho de tus anecdotas, por que no escribes?????

Saludos

yo, Paúl... dijo...

wao, tuvimos que esperar casi un año para un nuevo post tuyo, pero valió la pena... NOOOOOOO, ESTO SÓLO TE PUEDE PASAR A TI!!!! :D

Rossy dijo...

NOOOOOOOOO ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO AMI EJEJE, ME ENCANTA TU FRASE...! WUAO COMO DICEN POR AHI ARRIBA NO TARDES TANTO EN ESCRIBIR, POR CASUALIDAD ENTRE AQUI Y VI DOS POST PUBLICADO WUAOO QUE SORPRESAA... SOY LOCA CON TU BLOG... NICE NICE NICE.... CUIDESE MUCHOO Y QUE DIOS LO BENDIGA, HOY MAÑANA Y SIEMPRE.... GRACIAS POR LOS POST!!!