martes, 11 de noviembre de 2008

I AM PREGNANT PART II

Llegó el día, metimos en el carro todas las cosas, la sillita de bebé, las maletas, la canastilla, miles de pampers, el extractor de leche y salimos en procesión rumbo al hospital.

Llegamos al Centro Médico Dominicano, preguntamos por el Doctor y nos hicieron pasar a la sala de emergencias, la de pre parto estaba llena y debíamos esperar.

Estando en emergencias, se desató un griterío, las tías y la mamá estaban festejando a priori el nacimiento de su primera nieta, repartían galletitas, tomaban café, bailaban, distraían a los médicos, solo faltó un radio de pilas para hacer de ese sitio el mercado de productores de la Mella.

Todo el mundo se volteó en nuestra dirección, doctores, enfermeras y pacientes, solo nos miraban, mientras yo me derretía de vergüenza y escuchaba en mi cabeza la frase que dice ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI!!!

De repente entró el salvador del pudor y las buenas costumbres, era el encargado de seguridad de la clínica, quien manu militari recobró el orden de la sala y sacó a todo el vivo que no fuera pariente en primer grado, nunca creí que agradecería tanto los servicios de un guachimán.

La calma retornó y nos dedicamos a esperar.

Como a los 20 minutos llegó el doctor con su ropa de jugar golf, aparentemente tenía planes para más tarde, éste nos explicó cual sería el procedimiento, como ella no estaba dilatando debidamente y la bebé estaba en posición le darían un medicamento para inducir el parto.

Me pusieron a firmar mil papeles y comenzó la odisea, el doctor se fue a su consultorio y dio órdenes de suministrar los medicamentos.

Ya había pasado una hora y aun estábamos en la sala de emergencia lo cual no era mucho de mi agrado porque a mi esposa le habían hecho cambiar su ropa por una bata verde sin nada abajo, algo poco divertido para mis estandares.

Cada 30 minutos venía un HP enganchao a médico aun con bozos vírgenes y espinillas en la cara y le media la dilatación TU SABE LO QUE ESO??? UN CARAJO A LA VELA PONIENDOLE LA MANO A LAS VAINAS DE UNO… ta fuerte!

Pero nada ese era el proceso y había que agotarlo.

Como nos encontrábamos en la sala de emergencias, estábamos expuestos a las cosas insólitas que suceden allí, noté que a raíz de una llamada de teléfono el salón se transformó en un hormiguero, los menores de edad que hacían las veces de doctores se pusieron nerviosos, abrieron las puertas, sacaron instrumentos, aparatos y se pusieron en expectativa, parecía un episodio de ER, waoooo.

De repente escucho el ruido que produce una sirena de ambulancia, un frenazo y el movimiento apresurado de los paramédicos empujando una camilla, quienes entraron a la sala con su paciente acostado boca abajo sangrando profusamente desde su trasero, SHIIIIIIIIITTT

Resulta que el tipo a quien a partir de este momento llamaré JOSE SADOSA (por SANITARIOS DOMINICANOS, S.A. la marca de inodoros, orinales y bidets) estaba en el baño de su casa practicando con su mujer un par de piruetas sexuales, cuando resbaló en un charco de agua y cayó explotado sobre el inodoro quebrandose en mil pedazos que quedaron esparcidos en toda su anatomía posterior.

El carajo gritaba y gritaba, los doctores sacaban cerámica del culo del tipo, como estaban tras la cortina y no podía ver, solo escuchaba los pedazos al caer dentro de un cubo que dispusieron a su lado.

Ese trajín en ejecución llegaron los enfermeros del Departamento de Obstetricia y finalmente nos hicieron pasar.

Yo me fui un poco guapo porque como pendenciero al fin quería conocer el desenlace del episodio de ER que el señor JOSE SADOSA esta interpretando tras bambalinas, pero nada mi cita con la paternidad me estaba llamando y debía asistir.

Subimos a la sala de pre-parto y me quedé sorprendido ya que el séquito de tías se las había ingeniado para burlar la seguridad y esperarnos allí.

Ya sabrán, la bulla, el drama y el show y yo podrido…

La entraron al salón, le conectaron un monitor cardiaco a la panza, estando ahí fue cuando empezaron las contracciones y dolores, ella solo me gritaba malas palabras y me decía que me fuera, yo mas asustado que Luis XVI en 1793 observando la guillotina.

Llegó el doctor, ahora con el disfraz verde y un gorro quirúrgico de Santa Claus muy alusivo a la epoca, se sentó a su lado y mandó a sacar a mi suegra ya que ella estaba gritando más que la pobre parturienta.

Súbitamente el monitor de la panza comenzó a sonar menos y menos, el doctor arrugó la frente y puso una cara de urgencia, me pidieron que esperara fuera y se la llevaron al quirófano.

Era una cesárea de emergencia, la niña se había enredado en su cordón umbilical y su ritmo cardiaco había comenzado a disminuir.

Ya se imaginarán el juidero que se armó, yo súper preocupado y mi suegra peleando porque la dejaron con la cámara de video en la mano y no le permitieron entrar.

Al cabo de 30 minutos salió el doctor y dio la noticia, todo estaba bien y ya podíamos pasar, entré y vi a la pobre madre destruida diciendo cosas incoherentes por efectos de la anestesia y su lado el ser mas lindo que había visto hasta ese momento, (pues como sabrán tengo dos (2) hijas igual de lindas), era Andrea Michelle, estaba rosadita, gordita y sana.

Al salir de allí sentí como la vida me había cambiado, ya era un hombre y estaba feliz!!!

Es increíble como el mejor día de mi vida, al mismo tiempo podía ser el peor de la vida del pobre José Sadosa… jajaja

Andrea está por ahí, hoy ella y su hermana son el sol que calientan mi existencia y me hacen seguir… FIN

18 comentarios:

La Muela dijo...

Mi querido amigo Guido esa es una experiencia unica. Ahora esperaremos por el segundo parto.
Gracias por compartir esos momentos tan personales con todos nosotros.
Oyete Guido y cuando nacio tu hija, cuantos dias duraste bebiendo, celebrando ese acontecimiento?
Saludos

Themys Brito dijo...

También me quedé con las ganas de saber qué pasó con el señor Sadosa, pero entiendo el significado del nacimiento de tu hija y todas las locuras que pueden suceder... incluyendo las verguenzas que a veces nos hacen pasar algunos familiares.
Al final, por más que traten de preparate, nada puede describir esa sensación que te da ver el nacimiento de tu primer bebé.

Carolina dijo...

Gudiiiiiilloooooo que post mas bello, te la botaste.. a mi me encanta como tu escribes... das todo a lujos de detalles y haces referencias excelentes... Pobre Sadosa!! jajajjajajajajja

Anónimo dijo...

yo me sentia que estaba viendo una pelicula, la imaginacion vuela a millon y en un momento cai en que me estaba agarrando la boca cuando leia sobre el señor sadosa...
esos episodios que solamente a ti te pasan!!! anja y la historia de tu otra hija la esperamos! :)

Analía

Liorys dijo...

deberias ser director grafico de una pelicula, si te decides me dejas saber porque quiero ver la escena en que llega el senor sadosa. jajajajaja.

Pero tambien quiero decirte que el ser padres es una de las cosas mas importante en la vida de un ser humano, si no la mas importante.

Cuando mis bebes nacieron, fue lo mas bello que me pudo ocurrir, y cada uno tiene su peculiar historia

Maria Estilia dijo...

awwww que lindo!!! jijiji

si guido... cuenta mi fin de semana a tu manera a ver! jejeje

un abrazo!

Aynek dijo...

que bella historia...

pero pobre Sr.Sadosa, le debe costar trabajo sentarse..

Gaviota dijo...

Ayy que shuu o quiero un bebe.......jejje me imagine eso como si lo estuviese grabando!!

Me saco una smile!

Angie Guichardo dijo...

Que bueno que pudiste vivir ese momento con tu esposa y que vieras el trabajo que pasamos las madres para darle vida a los hijos!

Que pena y que risa a la vez con el tipo del problema...que fuerte mano! cualquier siente el dolor!

Tatiana dijo...

Al final has sonado como el tipico tierno papa, me gusto mucho la narracion de tu historia, aunque en algun momento no entendi la pausa del señor con el inodoro clavado en el culo, pero ya te voy cogiendo el hilo, en momentos como ese y con la familia que te gastas lo de menos era que cojieras esa pausa. Pero de verdad muy tierno, un abrazo.

Gazcue es Arte dijo...

Bueno hermano Guido, sancajee a Jose Sadosa para que cuente esa historia completa

Anónimo dijo...

Bueno Guido me estoy enamorando de ti. Que chulo escribes!!!!

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Y tu quien eres???

Dime tu nombre y tu e-mail...

jajajajaja

Anónimo dijo...

Era un cumplido, no seas tan rápido niño tonto

Analia dijo...

bueno bueno guido sorry que entre aqui a publicarlo pero solo aqui es que entro y a todos los que estan leyendo esto yo acabo de crear un blog pero yo de esto como que no entiendo mucho, ayudenme porfa, yo le quiero poner musica, el layout me gusta como esta y los colores pero despues yo no entiendo mucho la verdad... http://lavidaescolorrosa.blogspot.com/

Analia

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Entonces!!!
Me dices quien eres?

Guido

Soaris dijo...

Wao!!! magnifica descrpcion guido, nos llevaste en cada momento de la mano, recreando vividamente cada escena!!

Super preciosa tu beba! Que Dios te la bendiga muchisimo.

Que risa con el pobre jose jajajajaja!!!

un abrazo!

Tmac dijo...

Pobre José Sadosa (ingenioso el nombre), esa si que estuvo fuerte.

Dicen que tener un hijo hace que la vida de uno cambie, aun no he tenido esa experiencia, espero que Dios me de esa oportunida algun dia.