martes, 19 de agosto de 2008

AYYYYYYYYYYYY COÑO…….!!!

Siempre he tenido un espíritu aventurero, me encanta tomar el Pegote (mi Peugeot 407), cargarlo de maletas, meter la neverita de playa, conectar la i-pod y cruzar el peaje rumbo a cualquier punto paradisiaco de nuestra geografía…

Ese afán por salir de la ciudad, crece cuando en la ecuación hay una mujer que se pone de fresquita y me invita a pasear por la orilla de cualquiera de nuestras playas.

Hecha esta intro, paso a contarles la anécdota de hoy, la cual espero que disfruten…

Hace un tiempo ya, aproximadamente 8 años, conocí a una muchacha súper interesante, de esas personas que por su aura, liderazgo y forma de ser, te marcan de una manera positiva.

De ella heredé la pasión por la música de Silvio, Sabina, Pablo, Fito, Pedro, Aute, Varela, etc… y adopté la identidad de bohemio que exhibo los fines de semana en los bares de la Zona Colonial.

Resulta que la dama en cuestión y yo salimos por un tiempo no muy largo, para esa época me encontraba en la nebulosa que se produce luego de la separación, antes de que los papeles se firmen, la tinta se seque y el juez se pronuncie, ya saben, estaba casado legalmente y vivía como un refugiado Palestino en el cuarto más pequeño del apartamento de mi madre.

Por ser ella una muchacha de muy buena familia, por demás inteligente y con tigueraje, el cuadro jurídico que yo exhibía a pesar de mis promesas de solución temprana, no le pareció muy favorable, por lo que me cogió un miedo del diablo y me sacó los pies más rápido que un párroco a un burdel (Joaquín Sabina).

Despareció de mi vida, sin dejar rastro… dejándome con ese sabor en la boca que solo te queda luego de que te dan a probar algo y no te invitan a cenar.

Luego supe que se había casado y mudado a otra ciudad…

Años después de la nada re-apareció, no se como diablos consiguió mi teléfono y me llamó.

Ring, Ring, Ring… Observé la pantalla del teléfono, no reconocí el número y respondí.

Tras jugar un rato al ¿Adivina quien es? En un acto de clarividencia verbal pronuncié su nombre.

Hablamos casi media hora, intercambiamos nuestras direcciones de correo electrónico y me invitó a su casa ese fin de semana.

Llegó el viernes, empaqué un bultito con lo necesario el Kit Kamasutra incluido (ver blog “La Maldición de los Primates”), y salí por la autopista no sin antes llamar para confirmar mi asistencia.

A pesar de la distancia entre Santo Domingo y mi destino, el camino se me hizo corto, no se si por la emoción del encuentro o porque estaba emulando a Michael Schumacher en la conducción del pobre “Pegote”.

En menos de tres (3) horas estaba en su ciudad, llegué a su casa, saqué mi bultito y toqué el timbre.

Salió la muchacha del servicio, la cual muy amablemente me hizo pasar… “La doña viene en seguida que se está arreglando”

El corazón me latía a millón, el sudor me chorreaba por la sien, estaba nervioso al no saber que esperar. En mi cabeza me plantee innumerables preguntas, entre las cuales estaban ¿Habrá engordado? ¿Estará linda? ¿Como llevará el pelo? Etc…

En ese instante me di cuenta de que soy un tipo loco, pues me embarqué en esta aventura presumiendo el mejor escenario posible, no pedí fotos ni nada, no sabía a que me iba a enfrentar.

Finalmente salió de su habitación, al observarla me percaté de que el tiempo en su caso se había detenido o tal vez en un viaje exótico había encontrado y tomado las aguas de la fuente de la eterna juventud, estaba igualita.

Me dio un abrazo y nos sentamos un rato para ponernos al día.., me contó que estaba en proceso de divorcio y que tenía un hijo.

Contrario a lo que le sucedió a ella conmigo cuando huyó a la derecha como lo hacía Melquíades (el de los muñequitos de Hannah Barbera), a mi el cuadro que pintaba su situación me gustó mucho, estaba totalmente entusiasmado.

Mas tarde salimos de su casa rumbo a una fiesta privada.

Ella me informó nuestro rumbo, reconozco que no me gustó mucho la idea, ya que por ser un pueblo pequeño, era muy probable que nos topáramos con el ex o en el mejor de los casos con algunos de sus amigos.

¿Recuerdan que soy alérgico a los golpes y heridas voluntarios que curan después de cierto tiempo? ¿Y que nunca en mi vida he tenido un pleito en la calle?

No era justo que pusieran un ejemplo conmigo, si yo era totalmente nuevo en la ecuación y no había ganado las millas suficientes como para adquirir un ticket gratuito a una golpiza.

En el camino me sentía como un gladiador en Roma rumbo a su cita con la muerte en el Coliseo… ¡Ya sabrán!

Cuando llegamos confirmé mis temores, sentí como el ambiente se puso tenso, el aire se podía cortar con un cuchillo, todos los que estaban allí se voltearon a verme, poniendo cara de ¿Y este quien es?

Mi amiga en un acto de indelicadeza, no se si porque no se dio cuenta o a propósito, entró, saludó a todos y me dejó solo en el medio de este mar de gente desconocida y hostil.

Sentí que la sala de esa casa era un panal de abejas, yo un insecto de otra colonia, que estaba a punto de recibir los ataques violentos de las obreras, fieles al Zángano que representaba su ex…

Como se que una de las propiedades fundamentales del alcohol es la de servir como lubricante social, me ajusté un par de tragos rápidos, pero ni así pude mitigar el hecho de que mi presencia había revolteado el enjambre.

Mi amiga tras una ausencia prolongada vino en mi ayuda y me preguntó si me quería marchar, a lo cual respondí que si.

Nos despedimos y partimos… En el carro me pidió mil disculpas diciendo que no debió llevarme a ese lugar, yo solo asentía con la cabeza.

Tras esto nos fuimos a un bar, donde nos tomamos como 1,000 tragos, ella borracha y yo haciendo un cocote con lo que iba a pasar después… jajaja.

Para ese momento todas las inhibiciones habían desaparecido. Como a las 4:00 A.M. cerraron el lugar y nos conminaron a marcharnos.

Nos dirigimos en mi vehículo a su casa.

Debo aclarar que cuando guío bajo los efectos siempre tengo más cuidado que de costumbre, una señal de alto es una orden marcial y un semáforo en rojo es un mandamiento de la Biblia, por lo que me paré en todas las luces y letreros.

En una de estas detenciones, mi amiga se tiró sobre mi y me besó hasta la sombra…, estaba feliz!!!

Se me metió una urgencia y olvidé todo, aceleré el carro para llegar rápido y consumar nuestro encuentro.

Ya frente a su casa, puse el freno de mano, fue cuando la nube negra que a veces me persigue hizo acto de presencia, ella grito “AYYYYYYYYYYYYYYYYYYY COÑO…!!! Mientras yo solo pensaba "ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI"

Levanté la cabeza y pude ver estacionado en la marquesina, un carro que antes no estaba y sobre el una silueta masculina recostada.

Era su marido, estaba en pijamas, había sido informado por alguna o todas las personas que se encontraban en la fiesta.

A mi solo se me ocurrió decir, "bueno vieja hasta aquí llego yo, bájate que yo resuelvo mi problema de estadía por ahí".

Así lo hizo y me marché, quedándome con todas las ganas y el susto…

A esa hora, sin equipaje y cepillo de dientes, desperté a un amigo que vive como a 40 K.M. del Pueblo y me alojé en su casa…

Al otro día traté de conseguirla, pero no me respondió. Perdí mi bultito con mi ropita, pues por ahí no me volvia a acercar ni matao, es posible que dentro de 8 años me lo devuelva.

En el camino de regreso entendí lo sucedido!!!, esa noche me usaron de condón para provocar los celos de un hombre y hacerlo retomar su matrimonio… jajaja es irónico sentirse útil frente a un fracaso…. ¿NO CREEN?

15 comentarios:

diana dijo...

Jajajajaja!... Que verduga! :)
Pero te apuesto 1000 a 1, que el tipo despues de eso anda "pianito" y la quiere mas que el d...

Anónimo dijo...

bueno, por eso es que dicen que nosotras las mujeres maquinamos las cosas y los hombres piensan con la cabezita de abajo... ahi esta la prueba!! jajajajaja esa es mi idola!!!

Analia

GAZCUE ES ARTE dijo...

COÑO QUISIERA VERTE LA CARA EN ESE MOMENTO, DICIENTO TU FRASE, ESTO NO ME PUEDE ESTAR PASANDO A MI.

La Muela dijo...

Guido, al que anda en la calle es que choca o lo chocan, verdad?!?!?!?
Eso es parte de la universidad de la vida, que para ser tiguere tienes que pasar por todas.
Nada loco una mas para el libro, la proxima vez ya sabes lo que vas a hacer.
Saludos

Anónimo dijo...

Ah, es por la culpa de esa loca que ahora hay que tirarse los viajes a jarabacoa oyendo siempre a Sabina....

Raquel Piña

Anónimo dijo...

Si queria darle celos al esposo debio adverirtelo antes, asi no apiabas el bultico del carro!Pero se arreglaron finalmente?

Anónimo dijo...

Bueeeno compadre, yo tengo una igualita que luego te contare pero eso si fue fuerte.

Edgar Guzman

Anónimo dijo...

tu ta loco o desahuciado???


Jorge Suncar

Anónimo dijo...

My friend, usted ya tiene 1 voto más conmigo.

Disfruté mucho con tu anécdota de “Ayyyy Coño” jajajaja

Un abrazo!
Iván

Carolina dijo...

OMG! que maldita desgraciada!!!!!!!!!!!!! jahjahjahjaha que horroooorrrr !!!!!

Anónimo dijo...

Lo peor es que lo más seguro que aún el antiguo ex, que por tu culpa ya no lo es, ahora usa tu Kamasutra...

Abrazos
Diego

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Diego:

No me digas nada...

El kit que tanta brega e ingenio me habia tomado formar...

JAJAJAJAJAJAJAJA

Gorby Oz. dijo...

Jajaja.. Hay que destacar que la femina fue una verduga! Te llamo de casa del diablo (casi 3 horas de camino) pa' que fueras a visitarla, solo para conseguir su objetivo.

Anónimo dijo...

MORTAL...! JAJAJAJ

Victor M. B.

Miguel dijo...

JJAJAJ Guido voy a comprar un seguro de vida a tu nombre para que me pongas de heredero. Me harías ese favorcito? JEJJEJE